¡Nos RECOMIENDAN a los AMIGOS!
También organizo los tours en MOSCÚ, Nóvgorod, Súzdal, Vladímir y Anillo de Oro, Sochi y Cáucaso, Irkutsk y lago Baikal, Tallin, Helsinki y países Bálticos
Ofrezco los tours exclusivos, personalizados, por privado y de alta calidad garantizada
con Eugenia
Espanol Portugues English

Grigori Raspútin

Por Patricia Campos, médica, viajera y columnista - especialmente para la web tour-sanpetersburgo.com

Parte 5: El gran príncipe Dmitri Pavlovich y Raspútin

"El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos"
W. Shakespeare

El príncipe Dmitri nació prematuramente el 18 de septiembre de 1891 en Illinskoye, siendo hijo del gran príncipe Pablo (en ruso- Pavel Alexandrovich, hijo menor del zar Alejandro II) y su esposa Alejandra nacida princesa de Grecia. Su madre murió pocos días después a raíz de una preeclampsia. Tenía 21 años de edad. Su prematura muerte dejó a su esposo sumido en una gran depresión. Según se cuenta, su tío -el gran príncipe Sergio- lo mantuvo con vida usando baños calientes, paños de algodón y colocando botellas con agua tibia en su cuna para mantener la temperatura. En 1902 su padre Pablo se enamoró de una mujer común llamada Olga Karnovich, y -para el horror de su sobrino el zar Nicolás II y toda la familia de los Romanov- casada y con hijos. Al negársele el permiso para desposarla tras su divorcio (nadie de la familia Romanov podía contraer matrimonio sin el permiso del zar) decidieron salir de Rusia. Se casaron en Italia morganáticamente (los hijos fruto de esa unión estarían fuera de la línea de sucesión). Pablo perdió todos sus títulos y derechos. A raíz de ello, tampoco podía regresar a Rusia. Ese hecho fue devastador para el gran príncipe quien amaba profundamente a sus dos hijos. Dmitri y su hermana mayor María quedaron al cuidado del tío Sergio y su esposa Isabel (Elizabeta) Feodorovna, hermana de la zarina Alejandra, quienes no tenían hijos propios. En 1905 muere asesinado en el Kremlin -tras un atentado con explosivos- su tío Sergio por entonces gobernador de Moscú.

El gran Principe Dmitri Pavlovich Romanov
El gran Principe
Dmitri Pavlovich Romanov

El zar nombró tutora legal de los niños a su viuda permitiéndole sólo visitas esporádicas a Pablo, quien debía viajar solo, para poder ver a sus hijos. Recién en 1912 se les autorizó regresar del exilio. Su esposa Olga recibió por decreto el título de princesa Paley en 1915. Para ese entonces su hija María Pavlovna estaba envuelta en un infeliz matrimonio con uno de los hijos del rey de Suecia. Su hijo Dmitri se había convertido en un militar de carrera, apuesto y decidido. Gran atleta y el primo preferido del zar. En un momento dado se habló de casar a Olga -la hija mayor de Nicolás II- con él. Pero su tren de vida y su amistad con el bisexual príncipe Yusupov (se rumoreaba que eran amantes) impidieron que esta boda se realizara. No debemos olvidar que también está el hecho de que tanto él como Félix formaban parte del círculo de Moscú (mote dado por Alix) que estaba en contra de Grigori Raspútin, su relación con la pareja imperial y la intromisión en política de la zarina. La noche del 16 de diciembre de 1916 cambiaría para siempre la vida de Dmitri al participar en el asesinato de Raspútin. Según algunas conjeturas es probable que Dmitri le diera el tiro de gracia en medio de los ojos al staretz (maestro). Fue enviado a pelear en el frente oriental como castigo, lo cual terminó salvándole la vida. Al caer la monarquía, se refugió en la embajada británica en Teherán.

De alguna manera el embajador se encargó de convencer a sus superiores que podría llegar a ser el próximo zar por lo cual fue el único Romanov autorizado a vivir en Inglaterra. La opinión pública británica y muchos políticos consideraba al régimen zarista opresivo y cruel. Quizás también deberíamos considerar que en algo ayudó en la conjura para matar a Raspútin, la participación del MI6 (servicio secreto inglés). No corrieron la misma suerte su padre, su medio hermano y su tía Isabel -ya monja ortodoxa- quienes fueron ejecutados por los bolcheviques a tiros. Su madrastra y sus medio hermanas sí lograron escapar de Rusia. Dmitri tras vivir dos años en Inglaterra se mudó a París donde la colonia de exiliados rusos era extensa. Llegó a tener un millón de miembros. Quizás le hacía sentir menos nostalgia. Para la mayoría de los exiliados rusos, las añoranzas por su tierra fueron algo con lo que tuvieron que lidiar durante toda su vida.

Ex gran principe Dmitri Romanov y Coco Chanel en Paris
Ex gran principe Dmitri Romanov
y Coco Chanel en Paris

En un viaje por la Costa Azul conoce a Coco Chanel -ocho años mayor que él- con quien tiene un tórrido romance. Es él quien le presenta a Coco, a su hermana María ya divorciada. Poseedora de un exquisito gusto, ella había fundado una empresa de bordados a mano llamada “kitmir”, tan en boga en ese entonces y que solo aceptaba trabajadoras rusas, muchas de ellas de orígenes nobles. Valga decir que ambas mujeres se hicieron muy buenas migas. El gran duque también le presentó a su amante, al príncipe Kutuzov -ex gobernador de Crimea y descendiente del vencedor de Napoleón- quien sería el director de la casa Chanel por décadas y a un perfumista ruso de origen francés, descendiente de un soldado del gran corso que se quedó en Rusia tras la derrota de la Grand Armee francesa, llamado Ernest Beaux. Durante la época del imperio, trabajó para la empresa de perfumes proveedora de la dinastía Romanov. Beaux en 1922, desarrolló el famoso perfume Chanel n° 5 y otro emblemático de la firma: Cuir d Russie (cuero de Rusia). Según comentarios de Cocó, su seductora fragancia le recordaba al olor de las botas del gran duque. El diseño del envase se inspiró en el de una botella de vodka que en algún momento le había regalado Dmitri a la diseñadora. Muchas de sus modelos eran jóvenes exiliadas rusas de alta alcurnia y si sus dotes físicas no eran las adecuadas para la pasarela, trabajaban como dependientas.

Cocó Chanel había tenido un romance previo a conocer a Dmitri con "el muy casado" compositor ruso Igor Stravinsky. También Diaguilev y las estrellas de sus ballets rusos, quienes hacían furor en Europa, formaban parte de su círculo íntimo. En 1922 creó una colección completa basada en vestimenta folclórica. "Los rusos me fascinan, ellos me revelaron oriente" repetía una y otra vez. La contribución de sus "amados rusos" para crear el mito de Cocó Chanel fue muy importante, aunque muy pocas personas lo sepan hoy en día.

Dmitri se convirtió en negociante de champagne, ocupación que le permitió ahorrar el tiempo suficiente para tener varias aventuras amorosas con mujeres, muchas del ambiente artístico de París. En 1926 contrajo matrimonio con una rica heredera norteamericana llamada Audrey Emery. El gran duque Kiril Romanov (uno de los nietos de Alejandro II por la línea de gran príncipe Vladimir Alexandrovich, hermano menor de Alejandro III) autoproclamado zar en el exilio, le concedió el título de princesa Romanovskaya-Illynsnkaya como regalo de bodas. En esa época era bastante común que las plebeyas con mucho dinero quisieran convertirse en princesas y los empobrecidos nobles rusos quisieran volver a tener liquidez en sus cuentas bancarias. En 1928, tuvieron un hijo llamado Pablo (en ruso – Pavel Dmitrievich), pero terminaron divorciándose algunos años después. Su ex esposa regresó a EEUU llevándose a su hijo. El gran príncipe Dmitri murió en Davos (Suiza) en 1942, donde se radicó buscando inútilmente una cura para su tuberculosis. Otras fuentes refieren que murió de insuficiencia renal. Tenía 51 años de edad. Su único hijo el príncipe Pablo (1928-2004) le dio dos nietos varones, sirvió en la guerra de Corea y fue electo alcalde de Palm Beach tres veces. Tras la caída de la URSS, pudo visitar Rusia y conocer la región de Ilinsky donde había nacido su padre. A su regreso a EEUU, un periodista le preguntó si tenía en mente reclamar el trono para sí: “Caballeros, me halaga mucho su pregunta, pero debo decirles que me encuentro satisfecho con mi ocupación actual.”

Yo no hablo de venganzas ni de perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón" Jorge Luis Borges.

en lancha por el rio Dnepr 1916
Nicolas II, su hija Tatiana
y su primo Dmitri Pavlovich paseando
en lancha por el rio Dnepr 1916
Dmitri Pavlovich participando en la Olimpiada 1912
Dmitri Pavlovich participando en
la Olimpiada 1912, deportes ecuestres
Dmitri Pavlovich Romanov y su hermana Maria
Dmitri Pavlovich Romanov
y su hermana Maria

Tour San Petersburgo - Contactos 1
Tour San Petersburgo - Contactos 2
Tour San Petersburgo - Close Contactos
Rellene el formulario
rellene este formulario (hay que llenar todos los campos) y pulse enviar
Nombre
Email
Número de personas
Hotel o crucero
Fechas de visita
Mensaje
guiasanpetersburgo@gmail.com
guiasanpetersburgo@hotmail.com

Tlf & WhatsApp: +7 921 746 7262