¡Nos RECOMIENDAN a los AMIGOS!
También organizo los tours en MOSCÚ, Nóvgorod, Súzdal, Vladímir y Anillo de Oro, Sochi y Cáucaso, Irkutsk y lago Baikal, Tallin, Helsinki y países Bálticos
Ofrezco los tours exclusivos, personalizados, por privado y de alta calidad garantizada
con Eugenia
Espanol Portugues English

El ícono perdido de Nuestra Señora de Kazán, el Papa Juan Pablo y la Blue Army of our Lady

Por Patricia Campos, médica, viajera y columnista - especialmente para la web tour-sanpetersburgo.com

Es la imagen de la Virgen y el niño pintada magistralmente siguiendo la tradición greco-bizantina (siglo XIII). El cuerpo de María y Jesús están cubiertos por una lámina de plata y tiene incrustaciones de diamantes, zafiros, esmeraldas rubíes y perlas. La mayoría de estas piedras fueron ofrecidas por personas que querían expresar su gratitud y fervor religioso.

Según cuenta la leyenda en el siglo XVI una niña campesina que vivía en Kazán (ciudad situada al noroeste de Rusia a orillas del Volga) llamada Matriona, tuvo una visión en la cual se le apareció la virgen María pidiéndole que rescatara un ícono enterrado siglos atrás entre los cimientos de su casa. Durante las persecuciones contra los cristianos se lo había ocultado bajo el hogar, para preservarlo de los tártaros musulmanes. Según otra versión estaba enterrado bajo el piso de la iglesia. En ese momento la ciudad estaba casi en ruinas tras un voraz incendio. Matriona cavó en el lugar indicado por la virgen María y el ícono que estaba envuelto en un antiguo lienzo, pudo ver de nuevo la luz del día. Prontamente adquirió la fama de milagroso. Aparecieron nueve copias más también milagrosas por todo el país.

El ícono perdido de Nuestra Señora de Kazán

La virgen de Kazán protegió a Rusia en las sucesivas guerras contra los suecos, polacos, turcos, franceses, etc. que libró a lo largo de su historia. Se dice que el general Kutúzov le pidió ayuda a la "kazanskaya" (la protectora de Rusia) antes de enfrentarse a Napoleón en la batalla de Borodinó. Stalin permitió que la gente le rezara tras el inicio de la operación Barbarroja (invasión alemana a Rusia) en 1941. Para la gente era un símbolo de victoria y libertad. La imagen fue llevada a Moscú en 1709 y entronizada en la catedral de la Anunciación, tras la victoria de Pedro el Grande sobre los suecos. En 1821 se instala el ícono en la Catedral de Nuestra Señora de Kazán en San Petersburgo.

A principios del siglo XX el ícono se pierde en las brumas de la historia. Según una versión fue robado en 1904. Según otra fuente fue robado y destruido. En su afán de lucro los ladrones le arrancaron las piedras, el oro y la plata, quemando la tabla de madera. No olvidemos el estado convulso en que se encontraba sumergida Rusia en las primeras décadas del siglo XX. Entonces -de ser así- el ícono que enviaron los bocheviques a Moscú en 1918 no era el original. Según algunas fuentes, éste se dató posteriormente como fabricado en el siglo XVII. Sea como fuere, este ícono de 1918 de la Virgen que representaba el alma de Rusia, se pierde en el camino: nunca llegó a Moscú.

Para los cristianos ortodoxos, la pérdida de la protectora de Rusia fue presagio de que sobrevendrían tiempos de sangre y fuego. La virgen solo regresaría cuando la Santa madre Rusia recobrara la paz. Reaparece en una subasta en Polonia en la década de los ‘20 y es comprado por un coleccionista inglés, quien lo conserva hasta su muerte. En los años ‘70 sale nuevamente a la venta y es adquirido por una Asociación Católica de devoción mariana norteamericana llamada “Blue Army of our Lady”, quienes la instalan en una capilla especial en Fátima (Portugal). La idea inicial era que permaneciera allí hasta que se produjera la caída de la URSS y con ello el retorno a la fe. Es imposible no comparar la similitud entre la niña campesina rusa llamada Matriona y Lucía -la pastorcilla portuguesa- ambas de 9 y 10 años respectivamente. Bueno, tampoco debemos olvidar a Bernadette Souvirous y a Lourdes.

El ícono perdido de Nuestra Señora de Kazán

En 1993, el ícono es transferido al entonces Papa, Juan Pablo II gran devoto de la virgen María conservándose en los departamentos papales. El Papa siempre habló del cariño y el fervor especial que tenía a esa imagen de la Virgen de ojos dulcemente tristes. En 2004 es expuesto a los fieles en la basílica de San Pedro. Juan Pablo siempre quiso devolver personalmente el icono al pueblo ruso, pero nunca pudo concertar una reunión de acercamiento entre ambas iglesias. Debió contentarse con enviar la imagen con una delegación papal en 2005. La primera reunión recién se realizaría en 2016.

Para la Iglesia Católica Romana, la Iglesia Católica Ortodoxa era cismática. Para los ortodoxos, los católicos eran herejes desde su escisión en el siglo XI. "Vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado corazón y la comunión reparadora de los primeros sábados. Si se atienden mis deseos, Rusia se convertirá y habrá paz, si no, esparcirá sus errores por el mundo promoviendo guerras y persecuciones a la iglesia ..." dice la segunda parte del texto de la profecía de Fátima -según se afirma- escrita años más tarde por una Lucía ya monja y colocado en un sobre con una leyenda que rezaba "no abrir hasta 1961". No existe información de con cuánta anticipación fue entregada esta carta al Vaticano. ¿En plena guerra fría? ¿Antes? Desde la caída de la “cortina de hierro” había una lucha salvaje entre ambos bandos que incluía el uso de todo tipo de propaganda. No debe olvidarse también que en 1962 se produjo la crisis de los misiles. Kennedy y Khrushev sabiamente apostaron por la paz. La hermana María Lucía de Jesús murió en 2005 a los 97 años de edad con voto de silencio. El ícono reposa en la catedral de la Anunciación en el Kremlin (fortaleza en ruso) de la ciudad de Kazán.

Tour San Petersburgo - Contactos 1
Tour San Petersburgo - Contactos 2
Tour San Petersburgo - Close Contactos
Rellene el formulario
rellene este formulario (hay que llenar todos los campos) y pulse enviar
Nombre
Email
Número de personas
Hotel o crucero
Fechas de visita
Mensaje
guiasanpetersburgo@gmail.com
guiasanpetersburgo@hotmail.com

Tlf & WhatsApp: +7 921 746 7262