¡Nos RECOMIENDAN a los AMIGOS!
También organizo los tours en MOSCÚ, Nóvgorod, Súzdal, Vladímir y Anillo de Oro, Sochi y Cáucaso, Irkutsk y lago Baikal, Tallin, Helsinki y países Bálticos
Ofrezco los tours exclusivos, personalizados, por privado y de alta calidad garantizada
con Eugenia
Espanol Portugues English

Pedro el Grande

Los Romanov – historia de la dinastía
PEDRO EL GRANDE

Pedro el Grande

Es uno de los zares más importantes de la Historia rusa y no es para menos porque en pocas décadas sacó a su país del medievo en el cual estaba estancado, sumido en el oscurantismo y el aislamiento en pleno siglo XVII, para colocarlo en el escenario europeo. Tarea titánica si se considera que Rusia no tuvo un período renacentista como había ocurrido en los países de occidente el cual preparó el camino hacia la Edad moderna.

Pedro nació en 1672 siendo hijo del zar Alexis (Alexey Mikhailovich) y de su segunda esposa Natalia Narishkyna. El zar tenía dos hijos varones de su matrimonio anterior con María Miloslavskaia - el zarevich Teodoro y otro menor Iván con serios problemas de salud desde el nacimiento y retraso mental. Entre las hijas destacaba Sofía, una mujer culta, sumamente inteligente y ambiciosa que más tarde jugaría un papel importante en la vida de su medio hermano Pedro. Al morir el zar Alexis, heredó el trono su hijo mayor quien murió tempranamente dejando una situación política compleja con dos posibles herederos -Iván el príncipe idiota- y el saludable Pedro. Esto dio comienzo a la puja entre las famlias Narishkyn y Miloslavsky sobre cuál de las dos se quedaría con el poder entronizando a su candidato, que terminó en un baño de sangre. La familia Narishkyn -de acuerdo con la duma (consejo) de los boyardos (aristócratas rusos)- proclamó zar a Pedro nombrando regente a su madre. Los Miloslavsky encabezados por Sofía hicieron correr el rumor de que los partidarios de Pedro habían asesinado a Iván.

La sublevación de los Streltsi (una especie de guardia pretoriana creada por Iván IV el Terrible) produjo una carnicería que duró tres días con el asesinato -entre otros- de muchos integrantes de la familia Narishkyn. Como Pedro de diez años y su madre habían salido del palacio hasta la balaustrada acompañados por Iván para detener a los streltsi, también estuvieron a punto de ser asesinados en el tumulto. Esta experiencia límite nunca fue olvidada por el futuro zar Pedro. Se llegó a un acuerdo para poner fin a la violencia por la cual Sofía sería nombrada regente y Pedro e Iván serían coronados como dos zares. En la Armería del Kremlin se exhibe un trono doble con un tercer asiento oculto detrás con un agujero en el dosel para que Sofía pudiera aconsejar a sus hermanitos: los zares de 11 y 15 años de edad. Ante la inseguridad en la que vivían Natalia y su hijo se vieron obligados a mudarse a un pueblo en las cercanías de Moscú llamado Preobrazenskoye, cuyo nombre sería usado posteriormente para designar a su regimiento de élite durante el reinado de Pedro. Allí el futuro zar se entremezcló con el pueblo llano teniendo como compañeros de juegos a hijos de campesinos y de sirvientes. Años más tarde tomó contacto en Moscú con los extranjeros que vivían en el barrio alemán. Estas experiencias cambiaron para siempre su visión del futuro y moldearon las ideas de lo que debía hacer para convertir a Rusia en un país poderoso y moderno. Hasta ese momento, los zares vivían encerrados en sus palacios sin tener la más remota idea de como era en realidad el pueblo que gobernaban.

En 1689 su madre preocupada por la conducta disoluta de Pedro pensó que había llegado el momento de sentar cabeza y organizó un concurso de novias para conseguirle esposa. Se trataba de una antigua costumbre parecida a un concurso de belleza de la actualidad con diferentes instancias quedando al final seis finalistas de las cuales -intrigas cortesanas de por medio- el zar elegía a su esposa. La ganadora en el caso de Pedro fue una joven llamada Eudoxia Lopukhina. Perfectamente educada para ser la consorte de un zar medieval -en síntesis todo lo que Pedro odiaba- así que la abandonó pronto, obligándola luego a ingresar en un convento. De esta unión nacería el zarevich Alexei. Luego de sofocar una nueva revuelta, encontró también la oportunidad de deshacerse de su media hermana Sofia que no tenía ninguna intención de resignar su posición de regente internándola en el convento de Novodevichi. Al morir Iván sin descendencia masculine, quedó Pedro como amo absoluto de Rusia.Ya podía ponerse manos a la obra para lograr que sus sueños se materializaran.

Pedro el Grande

Realizó viajes a Europa para establecer relaciones comerciales y diplomáticas. En algunas oportunidades viajaba de incógnito lo cual no tan solo le permitió aprender varios oficios entre ellos el de carpintero, constructor naval, artillero o dentista entre muchos otros, sino también conocer de primera mano la realidad de su época. Amante de los barcos y de la Guerra, batalló toda su vida para extender su imperio y lograr salidas al mar tanto en el sur contra los turcos, como en el norte contra los suecos. Contrató mano de obra extranjera, envió a jóvenes rusos a Europa para que se capacitaran y en un futuro Rusia no dependiera de nadie para alcanzar sus logros. Obligó a su pueblo a comportarse y vestirse como europeos. Mandó a que todos los hombres se afeitaran las barbas menos a los eclesiásticos y a los campesinos. Para los que no aceptaran este decreto imperial, implementó un oneroso impuesto a las barbas. Obligó a las mujeres que dejaran de usar velos y se desenvolvieran en sociedad. Fundó escuelas, el primer periódico en Rusia, hospitales. Dotó a su país de un Ejército moderno y disciplinado y de una Marina mercante y de guerra. Pero todo hombre tiene su lado oscuro. Dueño de una mente brillante y una voluntad de hierro, tenía además un carácter violento, cruel y dictatorial.

Decidido a borrar de un solo golpe a los boyardos (nobleza hereditaria) que se negaban a aceptar sus imposiciones, creó un nuevo sistema de gobierno por medio del cual se estableció la “nobleza de servicio”. Esta nueva nobleza estaba obligada a trabajar para el estado o sea para el zar en el ejército, administración o en la corte; cargos que se promocionaban según la llamada Tabla de Rangos". Como pago, el Estado les concedió a tierras, títulos de nobleza y el derecho absoluto sobre los siervos de gleba (especie de esclavitud que los ataba a la tierra que trabajaban y carecían de derechos y garantías legales). Sustituyó al patriarca de la Iglesia ortodoxa por un ente llamado Sínodo, una especie de ministerio de asuntos religiosos presididos por el zar a fin de quitarles poder y evitar que intervinieran en política. Organizó grandes persecuciones destinadas a extinguir a los viejos creyentes (rama ortodoxa ultra-conservadora parecida a la secta Amisch). Nada ni nadie se interpondría entre Pedro y su sueño aun si fuera necesario abrirse camino a sangre y fuego.

La única persona que lograba suavizarlo era una campesina analfabeta pero muy astuta de orígen báltico llamada Marta Skavronska. Se conocieron a través del valido del zar: el príncipe Menshikov (un hombre de oscuro pasado aparentemente hijo de un mozo de cuadra), ya que eran amantes. Al principio Marta constituyó solo una diversión para Pedro pero con el tiempo se transformó en el amor de su vida. Para poder entender "este cuento de cenicienta a la rusa" podría decirse que ella se convirtió no tan solo en su amante sino también en su amiga íntima, compañera de aventuras y consejera. Podía beber tanto como Pedro, tenía una naturaleza alegre y gran fortaleza física condición indispensable para poder seguir el ritmo del hiperquinético zar. Nunca sabremos si entendió los sueños sobre el futuro de Rusia de Pedro pero sí que pudo entenderlo como hombre y ayudar a construirlos. Tuvieron numerosos hijos, de los cuales solo sobrevivieron dos mujeres, una de ellas la futura zarina Isabel. Tras años de convivencia terminó casándose con ella, elevándola por encima de la sociedad rusa y desafiando todos los convencionalismos. Cosa que a Pedro nunca le importó ya que medía a las personas por su valía. Además era el autócrata de todas las Rusias y podía hacer lo que se le viniese en ganas. En esa época no regían los códigos de etiqueta que obligarían más adelante a los Romanov a casarse solo con personas de igual condición social. Entonces, Marta la campesina se convirtió en la zarina Catalina I que gobernaría Rusia tras la muerte de Pedro.

Pedro el Grande

Un oscuro episodio de la vida de Pedro demuestra más que nada la dualidad de su carácter. Ese episodio fue la encarcelación y muerte de su hijo Alexis el zarevich (heredero), hijo de su primer matrimonio. Desde un principio recibió la mejor educación, destinado por su padre a continuar con su legado haciéndolo a su imagen y semejanza. Pero como suele ocurrir Alexis no compartía las ideas de avanzada de Pedro y odiaba el ejército. El hijo de Pedro era un ruso conservador que no soportaba a su padre. En una de las cartas que le envió el zar a su hijo le espetaba "habría preferido dejar Rusia a un extranjero digno que a un hijo propio indigno" … "te privaré de la sucesión como quien corta un miembro inútil". Obligado a casarse con una princesa extranjera, se abandonó a la depresión y la bebida. El final fue aterrador: acusado de conspirar en alianza con su madre y el partido conservador para derrocar a su padre, fue traído de Austria, donde se había exiliado, con falsas promesas de amnistía. Encarcelado en la Fortaleza de San Pedro y Pablo, un tribunal lo condenó a a muerte por traición al zar. Torturado para obtener más información usando un látigo trenzado llamado knut que se utilizaba para castigar a criminales y rivales politicos, murió antes de ser ajusticiado. Una de las ironías de la vida fue que Pedro sobrevivió a todos sus herederos directos ya que los amados hijos varones que tuvo con Catalina I (Marta) murieron en la niñez.

Capítulo aparte es la mención de la creación de San Petersburgo, la llamada "Venecia del Norte" una de las ciudades más bellas del mundo. Pedro odiaba a Moscú por considerarla atrasada y barbárica.También estaban los recuerdos de la matanza generada por la sublevación de los Streltsi que presenció de niño. San Petersburgo fue fundada en 1703 en una zona inhóspita formada por humedales cerca del mar Báltico sobre territorios ganados recientemente a los suecos. El sitio tenía una doble función ya que era propicio para el comercio y también era un punto estratégico. Creada usando como modelo Venecia y los Países Bajos, la nombró como Sankt Piterburkh en holandés pero pronto se germanizó a Sankt Petersburg. Para lograr crear este proyecto faraónico que el zar llamaba "la ventana al mundo", se usó mano de obra esclava y prisioneros. Se calcula que la mitad o más morían por año debido a las enfermedades, la desnutrición, el frío y los malos tratos. De allí la frase San Petersburgo fue construida sobre los huesos de los trabajadores. Los diseños pertenecían a arquitectos europeos. Debido a la reticencia de los nobles a instalarse en su nueva capital, Pedro los obligó a mudarse allí y a construir sus palacios en piedra según sus ordenanzas. Diez años después contaba con alrededor de 30.000 edificios y una floreciente colonia extranjera.

Pedro el Grande

En los últimos años de su vida, Pedro continuó con su mismo tren de vida: extensas horas de trabajo, francachelas y otros excesos a pesar de padecer una infección crónica de vejiga de probable origen venéreo. Según las crónicas de la época, en noviembre de 1724 intentó salvar a unos marineros que se ahogaban en el golfo de Finlandia lo cual agravó su salud muriendo el 28 de enero de 1725 sin nombrar un heredero. Los validos de Pedro hicieron proclamar a Catalina I como gobernante aunque ella no tenía ambiciones de poder. Se cerraba un gran capítulo en la Historia de Rusia y se habría el llamado “siglo de las zarinas”. Quizás el mayor homenaje realizado a Pedro fue la estatua que Catalina la Grande, su contraparte femenina, mandó a construir y que se yergue a pocos pasos del río Neva. Un Pedro erguido sobre un caballo encabritado que reposa sobre una roca monolítica, con el rostro altivo y la mano en alto señalando la nueva capital o quizás major: señalando el camino de Rusia hacia el futuro.

"El príncipe debe hacer uso del hombre y de la bestia: astuto como zorro para evadir las trampas y fuerte como león para espantar a los lobos"..."El príncipe no debe preocuparse de incurrir en la infamia de aquellos vicios sin los cuales difícilmente podría salvar al Estado"
Nicolás Maquiavelo

Tour San Petersburgo - Contactos 1
Tour San Petersburgo - Contactos 2
Tour San Petersburgo - Close Contactos
Rellene el formulario
rellene este formulario (hay que llenar todos los campos) y pulse enviar
Nombre
Email
Número de personas
Hotel o crucero
Fechas de visita
Mensaje
guiasanpetersburgo@gmail.com
guiasanpetersburgo@hotmail.com

Tlf & WhatsApp: +7 921 746 7262