¡Nos RECOMIENDAN a los AMIGOS!
También organizo los tours en MOSCÚ, Nóvgorod, Súzdal, Vladímir y Anillo de Oro, Sochi y Cáucaso, Irkutsk y lago Baikal, Tallin, Helsinki y países Bálticos
Ofrezco los tours exclusivos, personalizados, por privado y de alta calidad garantizada
con Eugenia
Espanol Portugues English

Catedral de San Isaac y sus alrededores

"Incluso el final más favorable de una guerra nunca acabaría con el principal poder en Rusia basado en la fe ortodoxa de millones de rusos. Incluso si se los separase con un tratado, se reunirían rápidamente como esparcidas gotas de mercurio."
Otto von Bismark.

Catedral de San Isaac

La catedral de San Isaac - patrimonio de la humanidad -, actualmente es la segunda más alta de Rusia después de la Catedral de Cristo Salvador, situada en Moscú en las cercanías del Kremlin, teniendo la primera la altura de 101 m y la segunda de 103 m.

Vale aclarar que la iglesia mencionada en último lugar no es la construcción original y tuvo que ser reconstruida tras la caída de la URSS (para lo cual se utilizaron los planos originales y fotografías de la época), dado que fue dinamitada en la década de los ‘30 por orden de Stalin para construir "El palacio de los Soviets", -que afortunadamente nunca se concretó-. Pueden profundizar más detalles sobre esta increíble historia, aquí.

Por suerte San Isaac se salvó de la megalomanía del dictador llegando hasta nuestros días, casi intacta. El inicio de esta construcción data de 1818 por orden del nieto de Catalina la grande, el zar Alejandro I.

El diseño exterior de la catedral de San Isaac es de estilo neoclásico pero su interior constituye una explosión de la magnificencia del arte sacro ruso. Se usaron 400 kilogramos de oro, 16 toneladas de malaquita, 500 de lapislázuli y gran cantidad de bronce y mármol en 14 colores diferentes para crear esos pisos y paredes de ensueño bizantino. Los frescos de los techos, 350 pinturas de arcángeles, apóstoles y santos y una gran profusión de magníficos iconos cubiertos con piedras preciosas y semi-preciosas adornan el interior.

El diseño de toda iglesia ortodoxa sigue un orden predeterminado que tiene que ver con el dogma y las tradiciones. No se permiten asientos en su interior, los fieles deben permanecer de pie como señal de respeto. Tampoco se permiten órganos ni instrumentos musicales: solo están aceptados los sonidos que emite la voz humana. Los confesionarios no existen, ya que las confesiones se hacen directamente frente a frente con el sacerdote.

Catedral de San Isaac

San Isaac tiene tres altares: uno principal y dos laterales. El iconostasio es el punto focal de todo el templo ortodoxo por lo que cada altar -aunque sea secundario- tiene uno. En San Isaac el iconostasio constituye una visión celestial desde el momento que uno ingresa a la catedral. Consta de un grupo de exquisitas columnas labradas en lapislázuli y malaquita. Adornado por una profusión de íconos colocados en riguroso orden por su simbología y su significado en relación con el dogma y las tradiciones. Colocados en cinco filas, tienen además una misión educativa: buena parte de los fieles en el siglo XIX eran iletrados. En la primera fila, los íconos se refieren a la vida del santo patrono de la iglesia. La segunda, representa las doce fiestas eclesiásticas principales de la tradición ortodoxa. La tercera -y más importante- muestra a los santos que rezan por el perdón de los pecadores. En lugar predominante en esa fila, está Jesús, María y San Juan el Bautista. En el cuarto: imágenes del antiguo testamento y en el quinto, de los apóstoles. Tiene tres puertas: la principal llamada “puerta del zar” y dos laterales. El iconostasio se extiende hasta el techo, característica propia solo de las iglesias rusas. Separa el presbiterio o “lugar celestial" donde se sitúa el altar del resto del edificio en donde se encuentran los creyentes. Podría decirse que separa el cielo de la tierra. Una pequeña parte del presbiterio llamada “Solea” -que queda por fuera del iconostasio- es desde donde se realiza la eucaristía y se imparten los sermones. A los costados, se sitúa el espacio del coro. Solo los sacerdotes tienen permitido el acceso al presbiterio, los varones en el momento del bautismo ¿Y las mujeres? nunca. ¿Quién duda que todas religiones -entre otras muchas facetas de la vida- fueron normatizadas por el género masculino? Solo se abre durante los oficios religiosos, el resto del tiempo permanece cerrado, tradición que se respeta en todos los templos ortodoxos. Lo más parecido al iconostasio en las iglesias católicas es el retablo, pero este se sitúa detrás del altar.

Catedral de San Isaac

En los primeros tiempos de la ciudad, en el sitio donde está emplazada actualmente la catedral, se encontraba primero una pequeña iglesia de madera, que luego fue reconstruida en piedra en honor de San Isaac de Dalmacia (por la fecha de nacimiento de Pedro el Grande. Al igual que Cristo Salvador, su construcción duró mucho tiempo ya que el lugar donde se la emplazó era cenagoso. La solución final fue construirla sobre pilotes de madera como en la ciudad de Venecia. Su inauguración se realizó 40 años después -en 1858- bajo el reinado de Alejandro II (sobrino de Alejandro I y abuelo del último zar) quien en 1881 fuera asesinado por un grupo anarquista.

Desde entonces su refulgente cúpula dorada (se utilizaron 100 kilogramos de oro para su ornamentación) domina -junto con la de aguja de la catedral de Pedro y Pablo- los cielos de San Petersburgo. Por debajo de la cúpula principal (hay cuatro más pequeñas) está la columnata con una balaustrada adornada con estatuas de ángeles y arcángeles. Contiene un mirador desde el cual se pueden obtener unas maravillosas panorámicas de la ciudad enmarcadas por el río Neva (Los invito a ver mi vídeo filmado). ¡Se justifica subir los 562 escalones para poder contemplar todo el ensueño de San Petersburgo, esta impactante Venecia del Norte!

Por dentro, la cúpula está decorada por un bellísimo fresco de la virgen rodeada de los apóstoles. En su centro, pende una paloma. Esta imagen fue quitada en la época de la URSS y sustituida por el péndulo de Focault más grande del mundo. Con la caída del imperio, la catedral pasaría épocas muy difíciles. En el año 1929 comenzaron a crearse los llamados Museos del ateísmo por toda Rusia. Uno de los primeros templos escogidos fue San Isaac. Mediante muestras permanentes y charlas direccionadas, se trataba de justificar el porqué de sentencia de Karl Marx "la religión es el opio de los pueblos" y así se los convertía en sitio de visita obligada para todos los ciudadanos soviéticos, sin importar la edad. Estos museos siguieron existiendo hasta la caída del régimen, desperdigados por todo el territorio de la URSS. Después de un tiempo las muestras fueron trasladadas a la hermosísima catedral de Nuestra Señora de Kazán situada muy cerca de San Isaac.

Catedral de San Isaac

Durante la Segunda Guerra Mundial la cúpula de la catedral se pintó de gris, para impedir que las baterías alemanas la usaran para calibrar su puntería.

Luego de finalizada la guerra, cumplió la función de museo para ilustrar su construcción y su posterior restauración. Desde 1963 fungió como museo de Historia de Leningrado hasta la caída de la “cortina de hierro”.

Actualmente el templo por decisión del gobierno de la ciudad es administrado paralelamente por el Museo Catedral de San Isaac y por la Iglesia ortodoxa, pero tiene un culto reducido ya que su principal función es de museo. Esto generó críticas de parte de los que piensan que solo debería seguir perteneciendo al Estado, desempeñando únicamente la función de museo, dada su importancia como joya arquitectónica. Durante el imperio, pertenecía al zar y a pesar de las reiteradas peticiones de la iglesia, nunca se autorizó su traspaso. Argumentan que la contraposición entre las cifras aproximadas de 3,5 millones de visitantes en contra de los 18.000 creyentes por año, es suficiente justificación para que sea desacralizada. Los fieles y los sacerdotes arguyen que se sienten como parias en su propio templo, con movimientos limitados y deben realizar los servicios religiosos a primera hora de la mañana, en un altar secundario, antes de que se inicie la invasión de los miles de turistas que la visitan diariamente. “¿Existe algo más importante que Dios?”, opinan.

En frente de la Catedral de San Isaac se encuentra la bella plaza del mismo nombre. En su centro se yergue una estatua ecuestre del emperador Nicolás I (hermano menor del emperador Alejandro I y padre de Alejandro II). Rodeando a San Isaac se pueden observar edificios emblemáticos cargados de belleza e historia como el Almirantazgo, el edificio de Senado y Sínodo, el Palacio Mariinsky -que fue regalo de compromiso por parte del emperador Nicolás. a su hija mayor María. El Palacio Mariinsky no debe confundirse con el cercano Teatro Mariinsky, nombrado de esa manera en honor de otra María de la historia rusa: la esposa del zar Alejandro II -María Nicolaievna- gran princesa María hija de Nicolás I) que se casó por amor con un noble de menor rango (y -para colmo de males- descendiente de Josefina la primera esposa de Napoleón Bonaparte) Maximiliano de Beuaharnais duque de Leuchtemberg. La única condición del zar para autorizar la boda fue que su amada hija no abandonara Rusia.

Tour San Petersburgo - Contactos 1
Tour San Petersburgo - Contactos 2
Tour San Petersburgo - Close Contactos
Rellene el formulario
rellene este formulario (hay que llenar todos los campos) y pulse enviar
Nombre
Email
Número de personas
Hotel o crucero
Fechas de visita
Mensaje
guiasanpetersburgo@gmail.com
guiasanpetersburgo@hotmail.com

Tlf & WhatsApp: +7 921 746 7262